« volver a la portada

El modo del montaje de la piscina es una ventaja más. No se necesita ningún equipo pesado, no hay necesidad de ingerirse en el paisaje actual del jardín. La totalidad de las obras relacionadas con la composición de la estructura en caso de las piscinas encima del suelo dura un día. La persona con un conocimiento mediano de la técnica es capaz de hacer el montaje. Las piscinas más grandes requieren el hormigón y unas excavaciones para los soportes, pero eso es  nada en comparación con lo que se necesita  construyendo una piscina tradicional. En caso de los tamaños menor es y cuando decidimos no excavar la piscina y meterla en la tierra es suficiente un trozo del suelo y…. Aquí terminan todos los preparativos.  

Unas horas más para montar la estructura y conectar los dispositivos necesarios tales como los filtros y la bomba y podemos gozar de la propia piscina. El montaje de los tableros con las lengüetas y las ranuras es muy fácil y se parece a poner los cubitos.  Se acaba la estructura con un sistema de refuerzo y unos tableros de perfil en la corona del depósito. En el conjunto encontramos también las escaleras exteriores de madera y una esclarea interior del acero inoxidable. 

 

En la estructura hecha de la piscina se coloca un folio Professional que garantiza la estanqueidad y a continuación se la equipa con un sistema completo de filtraje. En la estructura se encuentran unos huecos para el recogedor (así llamado skimmer), por el que entra el agua para el filtro. El agua limpia vuelve a la piscina mediante la tobera. Se puede meter todo el equipo en un baúl de madera lo que del modo ideal se ajusta a la estructura protegiendo la bomba y el filtro aumentando la estética del entorno.