« volver a la portada

Sometemos la madera especialmente seleccionada a los procesos de secar y de impregnar bajo la presión, para proteger la piscina de la forma máxima ante la influencia de los factores atmosféricos perjudiciales y garantizar  una larga seguridad y un aspecto atractivo. Producimos nuestras piscinas en un parque tecnológico perfectamente equipado con el uso de unos aparatos modernos e incluyendo las normas convenientes de este tipo de productos.

 

1. Nuestra base de materiales contiene exclusivamente los materiales adecuadamente seleccionados, de alta calidad de la materia prima que proviene de los bosques correctamente administrados de los países escandinavos y bálticos. 

2. Continuamente invertimos en nuevas tecnologías y en las maquinas, lo que nos permite optimalizar los procesos de producción y aumentar todo el tiempo nuestros productos. Para seguir las tendencias europeas creamos nuevos modelos de las piscinas y después de una serie de las pruebas los ofrecemos a los clientes. Seguimos mejorando nuestros modelos actuales e introducimos nuevas soluciones tecnológicas para hacer frente a las normas de seguridad y las exigencias del mercado.

3. La madera que usamos cumple tanto las exigencias técnicas como estéticas y se la seca en unos secaderos de control numérico, después se la transforma en un proceso de producción según el know how que tenemos.

 

4. El personal bien formado cuida que los procesos tecnológicos ocurran del modo correcto y seguro y que los productos acabados tengan una máxima calidad.  

5. Dependiendo de las necesidades ofrecemos los productos propios, realizamos los modelos de acuerdo con el diseño del cliente o elaboramos nuevos modelos según las necesidades de un cierto mercado.

6. Todos los productos se impregnan bajo la presión en unas autoclaves modernas para que se pueda protegerla contra  la mala influencia de los factores atmosféricos.  

7. Los envases preparados con esmero y una colaboración firme con las empresas de transporte permiten realizar el proceso de logística y transporte en el territorio de toda Europa.

 

 

¿Por qué la MADERA?

La madera es la materia prima que mantiene más el calor del agua.  Instalando la piscina de madera mantienes su jardín como un enclave natural y te inscribes en las últimas tendencias de la ecología y el cuidado del medioambiente.

Para la producción se usa solamente la materia prima de altísima calidad. La materia prima importada del lejano Norte, de los bosques certificados bien administrados. Al inicio se somete la madera a un proceso de secar. El mecanizado posterior tiene lugar en un parque tecnológico perfectamente equipado, bajo la tutela de los expertos.

Al final los elementos de madera pasan por la impregnación de presión lo que les protege contra los factores bilógicos perjudiciales. Solamente la piscina producida por los especialistas cumple las esperanzas de todos los adquiridores porque la estructura tiene una alta estabilidad de tamaño y resistencia a las condiciones atmosféricas.